Página inicial > FSM/WSF 2015 - TUNIS > EEUU pagará $300 millones a Brasil para evitar sanciones

EEUU pagará $300 millones a Brasil para evitar sanciones

sexta-feira 3 de outubro de 2014, por ,

El acuerdo será firmado este miércoles en Washington y establece que tras el pago el gobierno de Brasil se compromete a no tomar ningún tipo de medida comercial contra EEUU.

EEUU deberá pasar 300 millones de dólares a los productores de algodón brasileños como compensación a la disputa sobre los subsidios a la producción de algodón, que habrían beneficiado injustamente a los productores norteamericanos, según informó el Instituto Brasileño del Algodón (IBA) este miércoles.

El acuerdo será firmado este miércoles en Washington y establece que tras el pago el gobierno de Brasil se compromete a no tomar ningún tipo de medida comercial contra EEUU.

Las relaciones diplomáticas entre Brasil y EEUU no atraviesan su mejor momento desde que, en 2013, el periodista Edward Snowden diese a conocer las acciones de espionaje de la National Security Agency (NSA) norteamericana sobre la presidenta Dilma Rousseff.

El incidente congeló diversas negociaciones y Rousseff canceló su visita a Washington a la vez que exigió una disculpa pública del presidente Barack Obama, algo que se limitó a una nota oficial de la Casa Blanca lamentando el incidente.

En el año 2004, Brasil ganó en la Organización Mundial del Comercio (OMC) la discusión contra los subsidios a los productores de algodón de EEUU al establecerse que el país se reservaba el derecho de establecer multas de hasta 830 millones de dólares, algo que jamás llegó a aplicarse debido a un acuerdo por el que los norteamericanos depositarían cantidades regulares de dinero en un fondo de asistencia a los productores brasileños de algodón.

En octubre de 2013, los EEUU dejaron de pagar dicho fondo por divergencias en el Congreso con el presupuesto federal, eso llevó a Brasil a amenazar con imponer tarifas más altas a los productos norteamericanos.

Con la solución amistosa del malentendido comercial, Brasil recompone lentamente sus relaciones con los norteamericanos.

La semana pasada, ambos gobiernos firmaron un acuerdo para el intercambio de informaciones fiscales que evite la doble tributación de las empresas norteamericanas que operan en Brasil y viceversa, como el caso de la aeronáutica brasileña Embraer que posee una de sus factorías en la ciudad de Jacksonville, Florida.