Para que outro mundo seja possível, é preciso reinventar a comunicação


Página inicial > documentos > Ciranda.net > Dia de Ação Global FSM 2008 - 26 de Janeiro > Derecho a la ciudad, el hábitat y a la vivienda

Derecho a la ciudad, el hábitat y a la vivienda

Foro 8: 1ª. parte

Foro Social Mundial, México
Derecho a la ciudad y el hábitat
Mesa: Derecho a la ciudad, el hábitat y a la vivienda. Ciudad de México 23 de enero de 2008

El día de hoy iniciaron los trabajos temáticos de los diversos Foros en el marco del Foro Social Mundial en su versión México, en el Foro 8, en que tratamos el tema: Derecho a la ciudad y al hábitat, fue inaugurado por una representación de las organizaciones urbano populares (OUP) de la Convención Nacional Democrática (CND).

Erika Díaz, dio lectura al posicionamiento concensado de las OUP de la CND, en el que se hace una crítica a las políticas públicas de vivienda y desarrollo urbano, en las que la red de organizaciones se opone al “actual crecimiento de las ciudades que siembra casitas todas iguales, cada vez más pequeñas y costosas”, una lógica que “se imponen en prejuicio de campos de cultivo y territorios indígenas, desmantelando formas de vida comunitaria, sobre explotando y contaminando mantos acuíferos y ríos”, así como las tierras de cultivo con la construcción de basureros o aeropuertos, todos al servicio de las ciudades en detrimento de las zonas rurales de nuestro país.

En el posicionamiento de las organizaciones y la red de organizaciones del Foro 8, se destaca El Derecho a la ciudad, el cual “sólo puede tener sentido en tanto exista también el derecho a habitar con dignidad el campo”.

En la mesa inaugural participaron: el Consejo de Defensa de la Vivienda (CDV), Unión de Colonos y Solicitantes de Vivienda, Veracruz (UCISVER), Coalición Internacional por el Hábitat, región América Latina (HIC-AL), el Taller de Salud y Naturaleza y la Alianza Internacional por la Alimentación.

Entre los temas destacados se menciona la discusión internacional y nacional sobre la Carta por el derecho a la ciudad, documento que concentra las propuestas de diversas organizaciones por construir un instrumento para la defensa y reconocimiento del Derecho a la Ciudad, como un derecho humano reconocido por organismos como la ONU.

Destaca la construcción de vivienda en un 60% por parte de los ciudadanos, con la ausencia de las autoridades nacionales encargadas de éste tema, lo cual se reconoce como Participación Social del Hábitat, dando respuesta desde la sociedad a la falta de vivienda digna en México; dado que la política pública, insiste en la construcción de viviendas y el crecimiento urbano, que afecta a las zonas rurales y sus recursos naturales, y que el fenómeno se repite en todo el mundo.

El Frente Internacional por Derecho a la Alimentación, destacó que a pesar de la existencia de instrumentos nacionales e internacionales de defensa de los derechos humanos, el asunto de fondo es que no las denuncia de violaciones a los derechos humanos, como la vivienda digna y la alimentación, no llegan a buen fin sin la participación organizada de la sociedad para presionar a los gobiernos y las organizaciones multinacionales en derechos humanos.

Aunque el derecho a la vivienda no esta reconocido como un derecho humano, es fundamental el trabajo local, nacional e internacional para impulsar la Carta por el derecho a la ciudad, que contempla no sólo el derecho a la vivienda, sino incluye el derecho a un trabajo digno, a una alimentación apropiada, al acceso de bienes básicos como el agua, la electricidad, la salud y la educación, ya que la sola vivienda no resuelve la vida digna de las personas.

En la segunda mesa dentro del Foro 8, contamos con la participación del Arq. Enrique Ortiz, quien destacó la necesidad de ver a la ciudad como un espacio de lucha por la tierra, las identidades, un espacio de recreación y participación colectiva, distinto a la visión de las políticas públicas que ven la ciudad y la necesidad de la vivienda como un asunto individual y de libre mercado.

Enrique Ortiz mencionó los impactos de la globalización y los megaproyectos de desarrollo en ámbito de la vivienda en las ciudades, de los que se destacan:

1.-La depredación de la naturaleza

2.-El despojo de los saberes y la capacidad de producir de las personas y las colectividades

3.-La exclusión política, territorial, económica y la exclusión psicológica, de quienes migran a las ciudades y de los sectores vulnerables de las mismas.

4.-La desintegración de lo colectivo

Hace un llamado para que participe la sociedad en la construcción de una verdadera democracia participativa a partir del Derecho a la ciudad, para ejercer el pleno disfrute de la ciudadanía, la planeación y producción democrática de la vivienda y el espacio urbano y rural.

Georgina Sandoval de la organización Casa y ciudad, destacó la distorsión antidemocrática de las políticas públicas de vivienda, en la que los subsidios benefician al capital privado más que a los ciudadanos que necesitan una vivienda, de igual manera en la practica, los gobiernos no respetan las reglas de operación; por lo que se hace indispensable la evaluación de los programas de vivienda por la ciudadanía, así como su contraloría.

En el Foro 8, Derecho a la vivienda y el hábitat, se destaca la necesidad de una visión de desarrollo urbano con equidad para el campo, con responsabilidad social en la que se reconozca la participación social del hábitat como una practica extendida en todo el país para resolver las necesidades de vivienda digna, para construir una política pública democrática participativa.

La red de organizaciones sociales que organizamos este Foro 8, rechazamos la política de desalojos, en la que, tan sólo en el sistema de FONAVI existen aproximadamente medio millón de familias en riesgo de desalojo; l@s participantes en ésta mesa de debate y propuestas reconocen que “El Derecho a la Ciudad es un eje estratégico para avanzar en la calidad de vida, ya que es un derecho integral e integrado por un conjunto de derechos que permiten ubicar un horizonte de hacia donde trabajar y dirigir políticas, programas y proyectos.”

Foro 8: 2ª. parte

Foro Social Mundial, México
Derecho a la ciudad y el hábitat
Mesa: Derecho a la ciudad, el hábitat y a la vivienda. Ciudad de México 23 de enero de 2008

El primer Panel de Casos, Denuncias y Propuestas de este Foro inició sus trabajos por la tarde con la participación de Andrés Barreda, investigador de la Facultad de Economía de la UNAM e integrante de CASIFOP, en la que puntualizó que Felipe Calderón, después del fraude electoral, ha considerado que la manera de consolidar a su gobierno es realizando una ofensiva de orden económico, vendiendo la idea surrealista de que la economía mexicana está boyante, sana y fuerte, porque la clase media del país se esta reforzando.

Mencionó que en época de romanos los césares hablaban de dar pan y circo; ahora hablan de dar casas y carros, duplicando la producción de automóviles y por lo tanto la cantidad de estaciones de gasolina en el país. Con la construcción de los seis millones de casas, se tendrán que construir malls (grandes centros comerciales), de la misma manera que en el sexenio anterior con Fox, haciendo un negocio con la concentración de la basura, pues crecen los plásticos, y aumentando por tanto la contaminación y la población enferma de cáncer.

Este modelo de “urbanización salvaje” no sólo se implementa en México, sino en todo el planeta, se comenzó en China. Bajo este modelo todos los servicios públicos se privatizan: agua, basura, electricidad (hoy, en México, el 30% de este sector ya está privatizado). En este marco, la industria de la construcción es prioritaria; el boom inmobiliario lleva implícitas crisis financieras en el sector hipotecario, como ocurre en España y actualmente en Estados Unidos, con lo que se anuncia una crisis mundial a través de la cual “los grandes capitalistas socializan las pérdidas”. La migración del campo a la ciudad se incrementará. Comentó el especialista y activista que, ante este panorama, “no estamos haciendo frente, no estamos respondiendo. Pan y circo; hay que resistir a esto.”

El representante de El Barzón Auténtico de Sonora, refirió su experiencia de lucha ante las políticas de venta de cartera vencida del INFONAVIT y su activismo pacífico en alianza con organizaciones a nivel estatal, evitando desalojos de familias y remates de vivienda.

Ivan Masariegos, de la Organización Nacional del Poder Popular de Chiapas, denunció que a propósito de los desastres naturales, las autoridades estatales han hecho mal uso de los recursos materiales y financieros, entregando casas que a un año son inhabitables (grietas, filtraciones, con drenaje no apto). Asimismo comentó la situación que vive Motozintla después del huracán Stan en 2005, donde “las familias están siendo desalojadas y reubicadas en el programa del gobierno estatal Ciudades Rurales; el sentido es capitalista, los terrenos desocupados pasan a ser propiedad privada y extranjera”.

Por su parte, la participación de Cristina Almazán de la UCISV-VER, fue de corte propositivo, haciendo un llamamiento a la unidad de las organizaciones sociales para hacer frente a la dificultad de la falta de recursos por medio de la captación de los subsidios del Estado previstos por la nueva Ley de Vivienda para la producción social, que las empresas privadas pretenden beneficiarse. Por otro lado anotó la importancia de tener una “visión integral de la construcción del hábitat, considerando salud, apoyo a mujeres que buscan impulsar microempresas y mejoramiento barrial”.

Procedente de Las Margaritas, Puebla, René Sánchez comentó el problema que actualmente enfrentan con las cuatro mil hectáreas destinadas a las áreas comunes de esta “ciudad” construida por el INFONAVIT, a partir de los malos manejos de la administración.

Elizabeth Flores de la Pastoral Obrera de Ciudad Juárez denunció y solicitó el apoyo para la comunidad de Lomas de Poleo, en donde al incrementarse el valor de suelo por la proyección de nuevas zonas industriales, dentro del esquema de corredores de maquila, un grupo de familias que se han resistido a la venta de sus tierras están siendo cercadas por una malla ciclónica, “como en un verdadero campo de concentración”.

Jorge Delgado de la Colonia del Carmen de San Luis Potosí también hizo un llamado a apoyar a 300 personas que no pueden pagar su crédito de vivienda del INFONAVIT, ante el cual han presentado una propuesta de reestructuración que todavía está esperando respuesta. Por parte de El Barzón Movimiento Jurídico Nacional, Rebeca Estrada enfatizó que las negociaciones individuales de las organizaciones, para obtener los créditos, han impedido actuar de manera más incisiva sobre la Ley, y señaló que los créditos bancarios vulneran el derecho a la vivienda. Vinculado a esta problemática, Gonzalo Hernández, de la Coordinadora Nacional de Unidades Habitacional, comentó que “este año la organización tiene previsto incidir más en el proceso de modificación de la ley del INFONAVIT, ya que ahora las empresas que compran la cartera vencida del organismo duplican a las familias el valor del crédito”.

Fernando Díaz Enciso, de la colonia Santo Domingo del Distrito Federal, comentó que contrariamente a lo que piensan las autoridades, los pobladores han planeado y construido sus colonias, haciendo uso de un “comunismo primitivo”; tal es el caso de los pedregales, que a la fecha es considerada la invasión más grande de América Latina.

El participante del Frente Popular Francisco Villa, anotó la experiencia de la organización respecto a la creación de cooperativas de vivienda y muy especialmente en “la capacitación política de sus miembros, donde se trata de mantener una estructura horizontal y una continua formación de sus cuadros que va más allá del derecho a la vivienda”.

En el panel siguiente, la arquitecta Laura Itzel Castillo, miembro del Consejo de Defensa de la Vivienda y Secretaria de Asentamientos Humanos y Vivienda del Gobierno Legítimo, señaló que se han llevado a cabo acciones de asesoría jurídica, promoviendo amparos contra la política del “gobierno espurio”, además de monitorear los resultados de los organismos financieros y de la política de vivienda de Felipe Calderón. Asimismo, coincidió en la recuperación de los subsidios destinados a los productores sociales de vivienda, es decir a los pobladores y no a empresas privadas, como actualmente está ocurriendo.

Por su parte, Enrique Ortiz, de la Coalición Internacional para el Hábitat-América Latina (HIC-AL), puntualizó la necesidad de crear un sistema de instrumentos para la producción social de vivienda, con el fin de que no se la apropie el sector privado, no aceptando el concepto de que ésta es informalidad, bajo el que se le quiere etiquetar.

Guillermo Rodríguez, de la Alianza Internacional de Habitantes, ratificó el trabajo de las organizaciones, universidades y ONG en la construcción de las colonias de la ciudad, de su propio hábitat, “porque se debe caminar abiertamente por la ciudad, debe ser amorosa, abierta y lúdica”.

Fue justo en ese sentido que se dio cierre, con la carpa llena y con un registro de más de 400 participantes a lo largo de diez horas, a las actividades del primer día dentro de este Foro, con interpretaciones de música clásica, boleros y otras composiciones muy conocidas de la música popular mexicana, a cargo de Lourdes López, integrante de los grupos artísticos de Bellas Artes; y por último, con lecturas de cuentos urbanos, a cargo de representantes del colectivo Tepito Arte Acá, quienes destacaron el “barrio de Tepito” como un espacio de resistencia histórica en la Ciudad de México.

Responder a esta matéria