Página inicial > FSM WSF > FSM 2011 > Paz para el Sahara Occidental

Magreb

Paz para el Sahara Occidental

sábado 12 de fevereiro de 2011, por Rita Casaro, Rita Casaro Rita Casaro

Todas as versões desta matéria: [Español] [français] [Português do Brasil]

Traducido por Carlos Carrero

La explícita tensión y el antagonismo entre las delegaciones de Marruecos y Saharaui, presentes en el FSM 2011, en Dakar, llamó la atención de los participantes del encuentro en torno al conflicto que tiene lugar en el Sahara Occidental desde 1975, cuando, después de la salida de España, el territorio pasó a dominio Marroquí. Los movimientos que reivindican la independencia Saharaui son el partido Frente Polisario, que cuenta con el apoyo de Argelia, y actúa desde Tindourf, y Democracia para el Sahara, una disidencia más numerosas, pero no armada que se mantiene en España.

El grupo nacionalista de Marruecos, bastante más numeroso, participó en el FSM con la finalidad explícita de impedir que los Saharaui realizaran talleres o hablasen con la prensa. Para Fatimety Zrug, tal actitud terminó haciéndoles un favor. “Todos pudieron ver quiénes son ellos”, afirmó Zrug de muy buen humor, quien vino a Dakar, como Miembro de la Afapredesa (Asociación de Familias de Prisioneros y Desaparecidos Saharaui), para denunciar la violación de los derechos humanos por parte del gobierno de Marruecos.

Los adversarios, por su parte, no perdieron la oportunidad de afirmar la injerencia extranjera en asuntos marroquís. El día 9 de febrero, convocaron a una conferencia de prensa para manifestar el apoyo a la propuesta de autonomía económica, sin independencia política, para el Sahara Occidental y denunciar secuestros cometidos por el Frente Polisario.

Agenda mínima
Como no podría ser de otro modo, el problema fue uno de los puntos relevantes de la Asamblea de la Convergencia del Magreb – una de las 38 realizadas entre el 10 y 11 de febrero. Según Abdelkader Zraih, miembro del comité organizador del Foro Social del Magreb, ante la falta de condiciones para llegar a un consenso sobre una solución política más adecuada para el Sahara Occidental, ya que las opiniones están divididas, se tomó el camino de establecer un proceso de paz, sin parar las discusiones, basado en la Iniciativa para la Paz en el Sahara Occidental, lanzada en el Foro Social del Magreb, celebrado en 2008 en Jadida. La idea propuesta es que los movimientos sociales, entre sí, busquen un camino alternativo, diferente al que los gobiernos y fuerzas militares involucradas en el conflicto han impuesto.

Abdelkader Zraih: evitar la violencia

“Lo más importante que debemos considerar es cómo podemos discutir, a pesar de nuestras opiniones diferentes. La Iniciativa de Paz es lo que podemos llamar como mínimo entre nosotros, la agenda sobre la cual podemos trabajar. Es el primer paso. Tenemos que evitar cualquier tipo de violencia en la región. Las soluciones deben ser pacíficas y, lo más importante, es que debemos respetar todos los derechos humanos en cualquier lugar, bien sea en el Sahara Occidental, en Marruecos o Argelia” concluyó.

Un nuevo Magreb

Para Hamouda Soubhi, también miembro del Foro del Magreb, el problema es mucho más profundo y extenso que el conflicto del Sahara Occidental, actualmente en negociación informal entre el Frente Polisario y el gobierno marroquí. En su opinión, se trata de construir un Magreb que satisfaga las necesidades del pueblo de la región y no las de los antiguos colonizadores que lo dejaron dividido entre diferentes países y aún intentan defender sus intereses económicos en esos lugares. “Lo que necesitamos es un nuevo Magreb, sin fronteras. Hablamos la misma lengua, comemos la misma comida, tenemos la misma cultura. ¿Por qué debemos dividirnos?”, cuestionó.

Hamouda Soubhi: reunir el Magreb

Foto: Terezinha Vicente

Ese anhelo debe entrar en la agenda para el próximo Foro Social del Magreb, previsto para realizarse en seis meses en Túnez, país que comenzó la ola revolucionaria en la región a principios de 2011.