Página inicial > FSM WSF > FSM 2011 > Para que todos los medios sean libres

Para que todos los medios sean libres

quarta-feira 22 de fevereiro de 2012, por Michele Torinelli , Michele Torinelli Michele Torinelli

Todas as versões desta matéria: [Español] [français] [Português do Brasil]

El III Foro de Medios Libres apunta a la comunicación como pauta estratégica y transversal para las diversas luchas y convoca una movilización con rumbo a Rio +20

Traducción: Maria Lema Rodriguez

Inauguración del III FML, durante el 27 y el 28 en la Casa de la Cultura Mario Quintana. Imagen: Fora do Eixo.

Porto Alegre, cuna del Foro Social Mundial (FSM), acogió de nuevo el encuentro por otro mundo posible, esta vez en su versión regional y con el tema “crisis capitalista, justicia social y medioambiental". Entre las diversas actividades que tuvieron lugar en la ciudad a finales de enero, el III Foro de Medios Livres (FML) sirvió de escenario para el intercambio de experiencias de comunicación y la construcción de estrategias comunes.

La programación contó con testimonios y análisis de la Primavera Árabe, la lucha por la liberación palestina, los indignados de España y la regulación de medios en Brasil, tras la Conferencia Nacional de Comunicación, y en Argentina, donde se aprobó la Ley de Medios. Otros de los temas debatidos fueron las “redes en redes”, partiendo de experiencias para llegar a perspectivas de apropiación conjunta de prácticas y plataformas libres, que faciliten la conjunción de las diferentes luchas por una sociedad más digna, justa y libre.

Apropiación tecnológica, derecho a la comunicación y políticas públicas de comunicación

El III FML se organizó a partir de estos tres ejes complementarios entre sí. El primeiro abarca las prácticas de comunicación y la caída de la barrera entre emisor y receptor, ya que, ahora más que nunca, todos producen y reciben información y surgen remezclas e hibridaciones. El segundo trata sobre la importancia de hacer visibles los diversos discursos sociales y de garantizar su reconocimiento para que la pluralidad de nuestra sociedad encuentre espacio en los medios de comunicación y escapemos de la dictadura del pensamiento único. Ya el eje referente a las políticas públicas aborda la necesidad de una regulación de los medios en Brasil, donde contamos con el escenario aterrador del monopolio de la radiodifusión y la falta de transparencia y participación social en los procesos de toma de decisiones.

Los ejes se complementan porque no basta con que nos apropiemos de los medios accesibles, nos desenvolvamos en nuevos lenguajes y que la movilización social sea efectiva y horizontal si los artículos de la Constitución Federal correspondientes a la comunicación continúan siendo ignorados y careciendo de regulación, manteniendo la propiedad de los medios de comunicación de masas en manos de unos pocos. Tampoco sería suficiente garantizar la democratización de los medios si no existe movilización, envolvimiento social y construcción de discursos. Asimismo, no podemos luchar por la democratización de la comunicación sin tener como objetivo principal la construcción de un mundo más justo y digno, en el que todos tengan voz.

Es importante que tengamos claros los principios que nos unen y las prácticas que los pueden consolidar. El marroquí Mohamed Legthas, del portal E-joussour, compartió la experiencia de su país, donde la apropiación de las redes sociales fué importante para la organización popular contra el régimen, aunque terminó su discurso cuestionándo lo siguiente: ¿de qué sirve derrocar gobiernos o acampar en plazas si tales actitudes no vengan a contribuir de forma efectiva para consolidar los anhelos democráticos?

Tal y como dijo el sociólogo portugués Boaventura de Souza Santos en otra actividad del Foro Social Temático, “cuidado: el resultado puede ser peor, puede llevar a una nueva forma de barbarie o de barbarismo. Queremos una democracia real y participativa, pero ¿cómo la construimos?”, instigó.

Digital X Analógico y la comunicación como lucha transversal

Mientras que las nuevas tecnologías de la comunicación se popularizan y ganan importancia en movimientos como los acontecidos en el mundo árabe y en España, las “viejas tecnologías” continúan teniendo un papel indispensable y no pueden quedar en el olvido. Ejemplo de ello son las radios comunitarias y las intervenciones urbanas que utilizan los tradicionales pincel, cola, papel y tinta. “Los medios libres existían antes que el Foro de los Medios Libres, y mucho antes que Internet”, enfatizó Renata Miele, del Centro de Estudios Barão de Itararé, durante el debate sobre el derecho a la comunicación.

Entre las resolucioes del III FML, se encuentra la necesidad de superar la hegemonía de Internet en las discusiones acerca de los medios libres y de involucrar a los demás movimientos y organizaciones sociales. João Pedro Stédile, del Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra, defendió en la Asamblea de los Movimientos Sociales que es necesario "hacer una disputa ideológica y enfrentar a los medios de comunicación de masas" para superar el capitalismo. La concentración de los medios y la necesidad de articulación y debate no solo conciernen a los movimientos directamente relacionados con la comunicación, sino también al movimiento negro, femenino, indígena, ecológico, por la reforma agraria y urbana etc. "¿Qué podemos hacer todos juntos de aquí en adelante?", preguntó Stédile.

Con todo, es importante considerar que, al mismo tiempo que las herramientas digitales cobran importancia, hay diversas legislaciones restrictivas que se están tramitando en todo el mundo, por ejemplo, el SOPA (Stop Piracy Act) y el PIPA (Protect IP Act) en los Estados Unidos y el “Proyecto de Ley de Azeredo” en Brasil. Las tecnologías digitales no son las únicas, pero sí son estratégicas, y la libertad de uso de la red está en peligro.

II Foro Mundial de Medios Libres y Rio +20

El III FML finalizó con un gran llamado a la construcción del II Foro Mundial de Medios Libres (FMML), que según Bia Barbosa, de Intervozes, será “una batalla internacional en defensa de la comunicación como un derecho y un bien común”. El encuentro tendrá lugar del 16 al 18 de junio en Río de Janeiro y formará parte de las actividades de la Cumbre de los Pueblos de la Rio +20 por la Justicia Social y Medioambiental, un evento de la sociedad civil paralelo a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible. “La idea es que la comunicación contribuya en los procesos de lucha y resistencia de los pueblos”, indicó Tica Moreno, del Grupo de Articulación de la Cumbre de los Pueblos y la Marcha Mundial de las Mujeres.

La propuesta del II FMML surgió en el FSM 2011 en Dakar, Senegal. Entidades como Abraço (Asociación Brasileña de Radiodifusión Comunitaria), Amarc (Asociación Mundial de Radios Comunitarias), Ciranda Internacional de la Comunicación Compartida, el Colectivo Soylocoporti, Intervozes, Fora do Eixo, ECO/UFRJ y la Revista Fórum forman parte de la organización. Contará con la participación internacional de Cáritas, WSFTV (portal de memoria audiovisual del FSM) y E-joussour (agencia de noticias colaboradora del norte de África al frente de la organización de uno de los Foros de Medios Libres de esa región), entre otras organizaciones.

El objetivo es dialogar con las diferentes luchas para que surja una pauta común en torno a la comunicación. “El debate que une a los defensores del ’medialibrismo’ y de la democratización de los medios no es un debate corporativo, sino una lucha de todos los que desean cambios en la comunicación”, defendió Rita Freire, de Ciranda Internacional de la Comunicación Compartida. Y el Foro Mundial de Medios Libres tener lugar en la Cumbre de los Pueblos propicia el escenario ideal para que esa construcción conjunta se consolide.